Lexatin: cómo usar, dosis y efectos secundarios - BonomédicoBlog
BonomédicoBlogMedicamentosLexatin: cómo usar, dosis y efectos secundarios

Lexatin: cómo usar, dosis y efectos secundarios


Comentar
Publicado en Medicamentos

¿Qué es el Lexatin?

El Lexatin es un medicamento compuesto por bromazepam y que forma parte de los denominados fármacos benzodiazepinas. Este compuesto, el bromazepam, si se toma en dosis bajas, tiene unos efectos bastante tranquilizadores.

El médico recetará este fármaco para los pacientes con problemas de:

Normalmente, quienes padecen estos problemas, también sufren de otros síntomas como:

  • Alteración del ritmo cardíaco.
  • Trastornos en la respiración.
  • Molestias digestivas.

En tales casos, el Lexatin también les ayuda a mejorar dichos síntomas.

Dosis de Lexatin recomendada

Lexatin

El Lexatin se usa principalmente para tratar la ansiedad.

El Lexatin debe ser usado cuando existen problemas como los que hemos mencionado, es decir, cuando una persona tiene reacciones desproporcionadas ante situaciones conflictivas o de estrés.

También se recomienda su uso ante:

  • Problemas de comunicación.
  • Trastornos conductuales.
  • Excesiva agresividad.
  • Somatizaciones fruto de una excesiva excitación psíquica.

Para todo esto, como se ha explicado, sirve una dosis de Lexatin. Casi siempre, este fármaco se utiliza para un tratamiento de corta duración, que no supera las semanas, y comienza a administrarse en bajas dosis. En dosis altas, este medicamento produce relajación muscular y un efecto sedante.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

El Lexatin se vende en farmacias con las siguientes presentaciones:

  • 6 mg: 20 cápsulas.
  • 3 mg: 30 cápsulas.
  • 1,5 mg: 30 cápsulas.

Son varias las posibles presentaciones de este medicamento, aunque la más habitual es la de 1,5 mg.

Cómo usar Lexatin 1,5 mg

Para que el paciente conozca cómo usar Lexatin, deberá consultar con su médico qué dosis es la recomendada en su caso.

Y es que esta irá en función de:

  • La naturaleza de la enfermedad.
  • La edad.
  • El peso.

Una vez que se inicia el tratamiento, no se debe interrumpir hasta que este finalice.

Tomarán una dosis menor las personas con:

  • Algún problema de riñón o hígado.
  • Debilidad muscular.
  • Avanzada edad.

¿Cuál es la toma habitual?

Salvo excepciones, el médico suele recetar a casi todos los pacientes un máximo de tres cápsulas de Lexatin al día: 4,5 mg. No obstante, el profesional de la salud puede indicar la necesidad de prescribir dosis mayores. Es el caso, por ejemplo, de enfermos que han sido hospitalizados. En cualquier caso, estas cantidades las deberá siempre prescribir el medico.

Lexatin

El paciente debe tomar la dosis de Lexatin que el médico le ha prescrito. Ni más ni menos.

Como antes apuntamos, cada dosis individual no debe superar los límites indicados. Tampoco la dosis diaria total, a no ser que el médico recete una dosis superior. Las cápsulas de Lexatin se tomarán antes o junto con las comidas. Se tragarán enteras y sin masticar, ayudados por un poco de agua u otra bebida no alcohólica.

El tratamiento de Lexatin se tomará a diario dividido en dos o tres tomas y el médico dirá hasta cuándo debe continuar con este medicamento. En ese caso nunca se deberá terminar el tratamiento antes de lo acordado con él. Casi en todos los casos, el tratamiento dura menos de dos semanas. Es importante no dejar de tomar Lexatin hasta que finalice el tratamiento para evitar síntomas de abstinencia, sobre todo si el paciente lo ha estado tomando durante un tiempo prolongado.

Otras cuestiones sobre cómo tomar Lexatin

Hasta aquí se han expuesto recomendaciones acerca de cómo usar Lexatin. Pero hay casos en los que no se debería tomar, por ejemplo, si la persona es alérgica al bromazepam o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento. También si es hipersensible al grupo de las benzodiazepinas en general. En caso de padecer problemas respiratorios que tengan relación o no con el sueño desde hace tiempo deberá abstenerse de la ingesta de este medicamento.

Los enfermos hépaticos o con problemas musculares no lo tomarán. Asimismo harán quienes tengan dependencia a las drogas o el alcohol, a no ser que su medico se lo indique. Tenga especial cuidado con Lexatin 1,5 mg. Para terminar, decir que no lo tomarán si padecen intolerancia hereditaria a galactosainsuficiencia de lactasa de Lapp o problemas de absorción de glucosa o galactosa.



Lexatin y otros medicamentos

El Lexatin no debe tomarse junto a otros fármacos tranquilizantes, inductores del sueño o de características parecidas, puesto que actúan sobre el cerebro y los nervios e incrementan el efecto de este medicamento.

Hay fármacos que no se deben tomar con otros, pues pueden aumentar o disminuir su efecto.

Uso con alimentos y bebidas

Como ocurre con otros fármacos, no es bueno tomar medicinas con alcohol. Este aspecto ya se advirtió en otro artículo de BonoMédico de los riesgos de mezclar, por ejemplo, Trankimazin y alcohol. Por lo que, durante el tratamiento de Lexatin, se evitará tomar bebidas alcohólicas. El alcohol puede incrementar los efectos secundarios del Lexatin, como el de sedación de este medicamento y afectar a la capacidad de conducción de la persona, suponiendo un peligro para la circulación vial.

Lexatin y sectores de la población sensibles

No se aconseja que las mujeres embarazadas tomen durante su estado de gestación ningún medicamento. Pero el médico será el que decida si en algún caso es necesario que la persona tome Lexatin por sus síntomas. También será el médico quien determine si puede tomar o no este fármaco durante el tiempo que esté dándole el pecho al niño, ya que a través de la leche materna puede recibir parte del medicamento.

El Lexatin es un medicamento que no está recomendado que lo tomen los niños, salvo excepciones médicas concretas. Hay investigaciones científicas en esta línea que recogen que personas de entre 4 y 21 años, que por diferentes tipos de ansiedad tomaron este fármaco, dieron muy buenos resultados. Sobre todo, cuando la ansiedad era producida por neurosis o ansiedad reactiva.

Los mayores pueden sufrir más los efectos secundarios del Lexatin que las personas más jóvenes. Por ello, los médicos suelen recetar menos dosis de este producto a los ancianos.

Lexatin

Bajo ningún concepto debe interrumpir o pausar el tratamiento con Lexatin sin previo consentimiento del médico.

Además de bromazepam, el Lexatin contiene lactosa, lo que deberá ser tenido en consideración por los pacientes con:

  • Problemas de absorción de glucosa o galactosa.
  • Intolerancia hereditaria a galactosa.
  • Insuficiencia de lactasa de Lapp.

Intoxicación por Lexatin

Si una persona toma más Lexatin del que debiera en casos leves, sentiría:

  • Sueño.
  • Confusión mental.
  • Letargo.

Pero cuando la ingesta es de altas dosis o se combina con otras sustancias, pueden provocar:

  • Hipotonía.
  • Depresión respiratoria.
  • Hipotensión.
  • En ocasiones muy excepcionales, la muerte.

El paciente que tome más dosis de Lexatin de la recomendada por su médico, deberá ponerse en contacto con este de inmediato y acudir al hospital más cercano.

Todos los medicamentos tienen en su caja un teléfono de Servicio de Información Toxicológica para casos de sobredosis o ingestión accidental.

Lexatin y la interrupción del tratamiento

Cuando una persona que toma Lexatin se olvida de ingerir la dosis que le toca, no deberá tomar una dosis doble para compensarla.

Por otra parte, si se termina el tratamiento antes de lo prescrito, el paciente puede sufrir:

Por esta razón, no se recomienda interrumpir de forma brusca la medicación de Lexatin, sino que se debe hacer de forma paulatina y siguiendo las indicaciones médicas.

El paciente tampoco deberá cambiar la dosis que le hayan recetado pues puede hacer que el medicamento cause un efecto débil o demasiado fuerte. El Lexatín es un fármaco que no debe utilizarse para tratamientos de larga duración y el médico deberá ir disminuyendo la dosis a las pocas semanas de administrárselo hasta el cese del tratamiento completo. Cualquier duda que el paciente tenga sobre el Lexatin podrá consultársela a su médico o farmacéutico.

Efectos secundarios del Lexatin

Lexatin

No debe tomar Lexatin junto con otros tranquilizantes, podría ser perjudicial para su salud.

Los efectos secundarios del Lexatin se presentan solo en algunas personas, no en todas. Casi todo el mundo suele tolerar bien este medicamento, cuyos efectos adversos más comunes son el cansancio y somnolencia, sobre todo al comenzar el tratamiento.

Pocas son las veces en las que el Lexatin genera:

  • Ansiedad.
  • Excitación.
  • Trastorno del sueño.
  • Alucinaciones.

Estos casos no se suelen dar y, si ocurren, deben ser consultados lo antes posible por el médico para que modifique la dosis.

Una de las advertencias que realizan los médicos es que el Lexatin puede incrementar el riesgo de caídas y fracturas en pacientes mayores. Por eso, las dosis que se les prescribe a estos suelen ser inferiores que la de los más jóvenes.

Otras posibles consecuencias de la toma de Lexatin

De forma muy poco habitual, este fármaco puede provocar:

  • Cefalea.
  • Mareos.
  • Vértigos.
  • Bajada de tensión.
  • Pérdida de la conciencia.
  • Problema cutáneos.
  • Alteraciones visuales.
  • Incapacidad de coordinar movimientos musculares voluntarios.
  • Cambios en la apetencia sexual.
  • Alteraciones de la vejiga.

La toma de Lexatin puede conllevar una serie de efectos secundarios que han de ser conocidos por el paciente.

¿Cuándo es preciso consultar al especialista?

El paciente deberá hablar con su médico para que le interrumpa el tratamiento si sufre:

  • Alucinaciones.
  • Ictericia: piel y ojos de aspecto amarillos.
  • Trastornos en el sueño.

El uso de benzodiazepinas puede esconder una depresión que antes existía, ya que esta sustancia puede provocar efectos adversos sobre el comportamiento, tales como:

  • Inquietud.
  • Agresividad.
  • Agitación.
  • Irritabilidad.
  • Ira.
  • Delirio.
  • Pesadillas.
  • Alucinaciones.
  • Conducta inapropiada.
Lexatin

Al igual que otros medicamentos, Lexatin puede presentar efectos secundarios aunque no todos los padecen.

Se trata de conductas más frecuentes en niños y ancianos. Pero, si el paciente las sufre, deberá parar el tratamiento y consultarlo con su doctor.

Efectos secundarios más severos del Lexatin

También pueden darse casos de pérdida de memoria con dosis de Lexatin normales, incrementando el riesgo con el aumento de dosis. Otros efectos secundarios son trastornos respiratorios y trastornos cardíacos, llegando incluso a una parada cardíaca. La persona que experimente alguno de estos efectos graves u otros que no aparezcan en el prospecto del medicamento, deberán informar a su farmacéutico.

Tomar benzodiazepinas puede provocar dependencia física, incluso con dosis normales. Esto se suele dar cuando se toma durante mucho tiempo y sin parar este medicamento.

De ahí que el médico tendrá en cuenta este punto y le dará las pautas correctas al paciente para evitarlo. Entre estas pautas está no tomar más dosis de la prescrita por él ni prolongar el tratamiento más de lo acordado.

El paciente visitará al médico de forma regular para que decida si debe continuar el tratamiento. Cuando este se le retire, puede que el paciente sufra cierto síndrome de abstinencia, aunque si sigue las indicaciones médicas, apenas notará dicho síndrome.

Conclusión final

En resumen, el Lexatin es un medicamento de uso muy extendido. Tiene fama de ser un fármaco seguro y con pocos efectos secundarios, aunque en casos muy raros los hay. Estos efectos secundarios suelen ser de muy baja frecuencia y casi todo el mundo tolera muy bien este medicamentos sin problemas.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Si el tratamiento con Lexatin está prescrito por un médico de forma adecuada y por causas justificadas, como puede ser un trastorno de ansiedad generalizada, este medicamento solo puede producir cosas positivas sobre la salud del paciente. Además, para el caso concreto de este tipo de ansiedad se podrá reforzar el tratamiento de Lexatin con un psicólogo que ayudará a mejorar los síntomas y el estrés del paciente.

  • Artículo escrito por:
  • Doctora Maria José Fernández Jiménez

  • Licenciado en 1995 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 7.624 del Colegio de Médicos de Málaga
 
 

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.