Corticoides: qué son y contraindicaciones - BonomédicoBlog
BonomédicoBlogMedicamentosCorticoides: qué son y contraindicaciones

Corticoides: qué son y contraindicaciones


Comentar
Publicado en Medicamentos

Los corticoides son un medicamento de un tipo de esteroides que trata una gran cantidad de dolencias. Dichos esteroides son parecidos a las hormonas encargadas de producir las glándulas suprarrenales para luchar contra el estrés de ciertas enfermedades y traumatismos.

Los corticoides disminuyen la inflamación y actúan sobre el sistema inmunitario. Se utiliza para tratar estas enfermedades:

  • Eccema y erupciones cutáneas (u otras afecciones de la piel).
  • Lupus.
  • Esclerosis múltiple.
  • Asma.
  • Artritis.
  • Algunos tipos de cáncer.

Aunque los corticoides son unos medicamentos con gran utilidad y funcionalidad, también tienen unos fuertes efectos secundarios. Puesto que pueden debilitar los huesos o provocar cataratas. Por esta razón los médicos los suelen recetar durante cortos periodos de tiempo.

Indicaciones de los corticoides

Los corticoides son muy útiles a la hora de reducir la inflamación de varias zonas corporales.

Los corticoides son muy útiles a la hora de reducir la inflamación de varias zonas corporales.

Los corticoides son un medicamento que puede tomarse de forma oral, inhalarse, ser inyectado o puesto de manera tópica en crema. Cada presentación de este medicamento cumplirá una función concreta y será recetado por el médico para mejorar alguna patología en particular.

Mencionaremos pues cada uso según cómo se administre el medicamento, que siempre deberá ser prescrito por un médico.

Corticoides en pastillas o comprimidos

Se toman de forma oral y están indicados en el tratamiento de:

  • Artrosis.
  • Colitis ulcerosa.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Lumbalgias.
  • Lumbociatalgias.

Al existir ciertas contraindicaciones de los corticoides, el médico establecerá un tratamiento corto -con dosis pequeñas- para evitar efectos secundarios como:

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

  • Incremento de peso.
  • Hipertensión.
  • Cataratas.
  • Presión elevada en los ojos.
  • Aumento de riesgo de infecciones.
  • Retención de líquidos.
  • Diabetes.
  • Cambios de humor.

Corticoides tópicos

Se usan como crema o pomada, se utilizan mucho. Aunque también en este caso los médicos son prudentes y recomiendan usar dosis bajas para solucionar las patologías que se tengan sin sufrir mucho sus efectos secundarios. La fuerza de estos efectos es menor en las cremas y pomadas, pero a pesar de ello los médicos aconsejan que se eche el producto una vez al día cada 48 horas al principio hasta que se disminuya la lesión. Cuando la lesión se ha reducido se puede utilizar corticoides en crema si hay una recaída pero ya dos veces por semana. Las cremas o pomadas con corticoides que se echan en la cara deben ser las de menos fuerza y requieren de una hidratación adicional de la piel antes de ponerse el medicamento. Pues así se incrementará su efecto.

Los corticoides tópicos están indicados para tratar ciertos problemas de la piel como eccema, alergias o picaduras de insectos, aunque también en estos casos se pueden tomar de forma oral.

Los corticoides pueden mejorar los síntomas de la alergia incluso en casos graves como cuando se produce un caso de anafilaxia. Así se pueden tomar corticoides con antihistamínicos y medicamentos para el sistema respiratorio,con la dosis y el tiempo que indique el médico.

Los corticoides también están indicados para disminuir los síntomas provocados por una picadura de un insecto o la reacción por haber tocado alguna planta venenosa. En ese caso se puede administrar de forma tópica, en crema sobre la picadura o la zona irritada de la piel, o en pastillas. En cualquier caso este medicamento ayudará a que se quite la hinchazón y la sensación de picor de manera bastante rápida. Pero en estos casos también deberá ser el médico el que establezca el tratamiento más adecuado.

Corticoides inhalados

Se utilizan por personas con asma persistente, ya que reduce sus síntomas y mejora la vida de estos pacientes. Pero deberán utilizarse de una forma responsable puesto que también tienen efectos secundarios, que aunque no son muy graves puede provocar algunos problemas en la boca, orofaringe y laringe. También se empleará en estos casos las dosis mínimas para asegurar el uso correcto en la inhalación y no incurrir en posibles contraindicaciones de los corticoides.

Corticoides inyectados

Se utilizan para tratar síntomas de inflamación y dolor, principalmente (se usa para aliviar la tendinitis, etc.).

Efectos secundarios

Los corticoides tienen efectos secundarios como cualquier otro medicamento. Pero algunos tendrán más efectos secundarios que otros o ayudarán más a mejorar ciertas dolencias.

Entre los efectos secundarios que pueden producir están problemas de intestinos, dolor de estómago o digestivos, en caso de terapias breves con este medicamento.

Pueden también aparecer otros problemas como edemas, molestias hipertensivas, empeoramiento de úlcera estomacal, insomnio, etc., que deberá consultarse con el médico para que decida si continuar o suspender el tratamiento.

Los corticoides tienen como efecto secundario la retención de líquidos. No son pues un medicamento que engorde aunque nos puede provocar más hambre y sed y por esa razón, y la retención de líquidos, aumentemos de peso. Para que esto no ocurra, bastará con realizar unas pautas como:

  • No tomar mucha sal.
  • Comer carnes bajas en grasa.
  • Consumir verduras y frutas.

El médico establecerá la duración del tratamiento con corticoides, que como hemos dicho no deberá ser muy largo pues puede perjudicar la salud del paciente con problemas añadidos de osteoporosis, infecciones de piel, debilitamiento musculas o incremento de peso por lo antes expuesto.



Dejar de tomar corticoides

Son distintas las formas de presentación en las cuales puede aparecer este medicamento.

Son distintas las formas de presentación en las cuales puede aparecer este medicamento.

El tratamiento con corticoides debe abandonarse de forma gradual para hacer que las glándulas suprarrenales reanuden de forma natural la producción de cortisol. Si se termina la dosis de forma muy rápida puede causar una crisis o hasta la muerte debido a los niveles insuficientes de cortisol.

Si la dosis de corticoides ha sido muy baja durante un periodo de tiempo muy elevado, la reducción de dicha dosis puede durar meses o años. Puede que incluso se realice una reducción de la dosis de un miligramo para prevenir ataques de asma.

Si se han tomado por periodos de tiempo menores, la reducción puede ser más rápida y las dosis cada vez más pequeñas.

Además de las complicaciones mencionadas y las contraindicaciones de los corticoides, la interrupción brusca del tratamiento podría producir el síndrome de abstinencia de esteroides así como un efecto rebote. Esto sería así porque el organismo respondería de forma exagerada ante la eliminación del medicamento. Como consecuencia de ello, el paciente sufriría fiebre, dolor muscular, dolor articular. Por este motivo a los médicos les cuesta diferenciar cuándo se produce un síndrome de abstinencia y cuándo un brote de la enfermedad.

Conclusiones

Hasta aquí hemos podido ver qué son los corticoides como una clase de hormonas, cuyo nombre es esteroides, que se fabrican en las glándulas suprarrenales y que se indican para mejorar la inflamación o como inmunosupresor en diferentes enfermedades:

  • Respiratorias.
  • Reumáticas.
  • Oftalmológicas.
  • Para evitar el rechazo en el trasplante de órganos.

Los corticoides se fabrican de forma natural en el cuerpo (hormonas) para ayudar al organismo a mejorar el sistema inmunitario, regular la inflamación, el metabolismo de los hidratos de carbono, convertir a las proteínas en moléculas sencillas y para combatir el estrés. Existen dos tipos de corticoides naturales. Los corticoides semisintéticos se consiguen mediante el cambio de la estructura química de los naturales,cortisona o hidrocortisona. Así se mejora su función.

Los corticoides, como hemos dicho a lo largo de este artículo, sirven para mejorar muchas enfermedades:

  • Respiratorias (asma, etc.).
  • Oftalmológicas (conjuntivitis de tipo alérgico).
  • Dermatológicas (dermatitis atópicas, eccemas, etc.).
  • Lesiones inflamatorias musculares (tendinitis).
  • Trasplantes de órganos.
  • Para tratamientos oncológicas paliativos.

Por ello, y atendiendo a su función, los corticoides se presentan de distinta forma en las farmacias:

  • Comprimidos, cápsulas, jarabes y gotas para un uso oral.
  • Pomadas, cremas, gotas oftalmológicas para un uso tópico.
  • Inyectables (vía intravenosa o intramuscular).
  • Aerosoles o spray nasal para un uso por inhalación.

También hemos podido ver todos los efectos secundarios que tienen los corticoides, a pesar de ser un medicamento de gran utilidad. Dichos efectos se producen, sobre todo, cuando son tratamientos largos y dosis altas.

En tratamientos de corta duración y bajas dosis los efectos suelen ser más leves y menos frecuentes. Aún así, pueden aparecer estos problemas:

  • Retención de líquidos.
  • Incremento del apetito.
  • Problemas menstruales.
  • Ansiedad.
  • Alteración de la fijación del calcio en los huesos.
  • Hipertensión.
  • Problemas de cicatrización de las heridas.

De otro lado, los corticoides pueden cambiar los resultados de una analítica de sangre, alterando los niveles de glucosa, calcio, potasio, colesterol y hormonas tiroideas, por lo que debe saber este punto el paciente que los tome, sobre todo, si se va a hacer un análisis tanto de sangre como de orina.

Cuando el tratamiento es más largo en el tiempo, y las dosis son más altas los efectos secundarios pueden agravarse. De esta forma, puede ocurrir:

  • Incremento de la posibilidad de sufrir una fractura por disminución de la masa ósea.
  • Aumento de los procesos infecciosos debido a que el organismo no responde bien ante estos.
  • Aumento de la grasa corporal acumulada.
  • Problemas gástricos (gastritis).

Los corticoides no se aconsejan y están contraindicados con enfermedades cardíacas, diabetes, herpes ocular, úlcera gastroduodenal, infecciones víricas y fúngicas, etc.

Siempre habrá que considerar las contraindicaciones de los corticoides antes de establecer el tratamiento.

Siempre habrá que considerar las contraindicaciones de los corticoides antes de establecer el tratamiento.

Como hemos podido comprobar, los corticoides no son un medicamento cualquiera, por ello, antes de usarlo hay que seguir una serie de recomendaciones:

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

  • La primera de ellas es utilizarlos sólo cuando lo indique el médico. Pues son fármacos adscritos a receta médica.
  • Deben utilizarse siguiendo las pautas establecidas por el médico de forma estricta.
  • No puede suspenderse el tratamiento a menos que lo indique el médico. Además el tratamiento deberá interrumpirse de forma gradual para evitar el efecto rebote.

Para finalizar, recordaremos las indicaciones para las que se utilizan los corticoides:

  • Asma.
  • Dermatitis atópica.
  • Reacciones alérgicas.
  • Picaduras de insectos.
  • Conjuntivitis.
  • Procesos inflamatorios.
  • Tendinitis.
  • Colitis ulcerosa.
  • Psoriasis.
  • Síndrome nefrótico (es un tipo de trastorno renal cuyo principal síntomas es la aparición de proteína en la orina).
  • Artículo escrito por:
  • Doctora Maria José Fernández Jiménez

  • Licenciado en 1995 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 7.624 del Colegio de Médicos de Málaga
 
 

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.